El rol del Relacionista Laboral en los Recursos Humanos y la Gestión de Proyectos

¿Qué son las Relaciones Laborales?

En el mundo laboral, muchas de las profesiones que existen hoy día no tienen un valor significativo en el mercado, lo que significa que no han tenido una gran envergadura en la sociedad ni los individuos que viven en ella. Un ejemplo de esto es la profesión que ejercen los Relacionistas Laborales.

Si bien es considerada como parte de los Recursos Humanos, la carrera de Relaciones Laborales abarca un sinnúmero de fundamentos que aportan al buen funcionamiento de una organización y los empleados que trabajan en ella.

Para poner en contexto, el término relaciones laborales, hace referencia al sistema en donde las organizaciones, sus trabajadores y sus representantes interactúan con el fin de establecer una relación obrero-patronal; debe haber un balance en el bienestar de la compañía y los trabajadores.

Al igual que los Recursos Humanos, aborda las políticas y las prácticas empresariales que consideran la utilización y la gestión de los trabajadores como un recurso de la actividad en el contexto de la estrategia general de la empresa, encaminada a mejorar la productividad y competitividad.

Se estimula, en cada profesional, la búsqueda de la justicia social y el compromiso con los trabajadores y los patronos sin importar en qué sector laboral se desempeñe. Además, que exista un clima laboral saludable, un ambiente digno de trabajo en el cual se puede adoptar una cultura organizacional efectiva.

Importancia de un Relacionista Laboral en los Recursos Humanos

Como toda profesión, un Relacionista Laboral puede ser una pieza clave para la optimización de los recursos de una empresa y el bienestar de los mismos.

Considerando la visión neutral que posee cada profesional de este campo, puede aportar de forma significativa en las situaciones diarias que se viven dentro de una organización donde se encuentren involucrados los empleados y el patrono.

Estos profesionales se encuentran capacitados para desempeñar diferentes funciones que son importantes ejecutar para el buen funcionamiento de una organización como por ejemplo asesoramiento sobre los derechos y deberes de los empleados, resolución de conflictos obrero-patronales y asesoría legal.

Contar con profesionales de este campo en las organizaciones es de suma importancia, ya que ayudan a alcanzar los objetivos y metas que tiene una compañía en base a la producción de sus trabajadores e implementar estrategias que ayuden en la motivación laboral.

Aportación de las Relaciones Laborales en la Gestión de Proyectos

La gestión de los recursos humanos y las relaciones obrero-patronales en la industria de la Gerencia de Proyectos proporciona un proceso sistemático de planificación, ejecución, seguimiento y control del capital humano.

Se logra esto, con herramientas y técnicas de trabajo de equipo, negociación, resolución de conflictos, retroalimentación y reconocimiento, con el objetivo de lograr proyectos exitosos en un clima laborar positivo.

Continuamente observamos proyectos prometedores bien definidos y planificados que, a la larga, luego de avanzada su ejecución, aparecen disyuntivas, conflictos e inconsistencias entre los recursos, que afectan el resultado de los proyectos. El factor de la inadecuada gestión del capital humano posterga los objetivos que se tienen ante un proyecto.

Es en ese momento donde un Relacionista Laboral puede colaborar en realizar estrategias que ayuden a que ambas partes (empleados y patrono) puedan trabajar en conjunto eficientemente, buscando un balance de intereses, donde cada uno se encuentre satisfecho y motivado en continuar con el trabajo a realizarse.

Además, estos profesionales pueden crear estrategias que resulten efectivas para la Gestión de Proyectos tales como potenciar el trabajo colaborativo y facilitar la comunicación e intercambio de información entre los integrantes del equipo, lo cual será de gran utilidad para lograr las metas y objetivos de los proyectos.

Al tener como prioridad una integración efectiva entre patrono y empleado, y que sea esto el punto de partida, de seguro se logrará alcanzar la meta deseada, minimizando que el objetivo se desvíe hacia otro fin que no sea el que se busca.

“Donde existe una conexión laboral saludable, el camino a la meta se construye sin falla”
Sofía A. Alvarado Torres – Coordinadora de Recursos Humanos